ME VOY A PARÍS mi segundo cuento

14:34 Estado Lector 0 Comments


-  -  ¡¡Me voy!!  Empacare de inmediato Europa me espera.
- ¿para dónde va? ¿no ve que está lloviendo?
- No, no, no usted no entiende deje de preguntar pendejadas, ¿dónde está mi maleta? ¿Dónde están mis cosas?
- Mire usted no se puede ir aquí no tiene maletas, aquí solo tiene su ropa.
- ¿Cómo así? ¿usted quién es? ¿acaso esto es un secuestro?
- Ja ja ja ¿cuál secuestro? Mire ya se va a ser de noche, tómese este chocolate y acompáñeme un rato.
- Mire señorita yo no sé quién es usted, pero le diré que yo soy Genoveva de Valencia y mi esposo me espera en parís.
- Ja ja ja yo soy la reina de España y dijo que usted no se puede ir, venga y se toma el chocolate que se le está enfriando.
- Mire si no me deja ir empezare a gritar, aunque es cierto que hace frió y llueve, me tomare el chocolate mientras escampa.
- Señora Genoveva cuénteme ¿Por qué su marido está en parís?
- Señorita no se su nombre y creo que eso a usted no le importa, si no tengo maleta tendré que comprar una y mi esposo no estará muy feliz por mi tardanza.

(…)

- ¿Por qué me mira y se ríe acaso tengo algo en la cara?
- No para nada, solo recordé algo.
- Que extraño señorita usted se parece a una de mis hijas, tengo tres hijas y son muy hermosas y bien educadas.
- Aunque mis niñas son pequeñas, mi esposo las quiere tanto.
- Señora Genoveva ¿Dónde están sus hijas?
-Ahora que lo pienso deben estar con mi suegra, esa señora se mete en todo.

(…)

Una puerta se abre.
- Hola Clara ¿Cómo está la abuela?
- Otra vez  se quiere ir a parís, mírela ya está tranquila, no se acuerda que viajo a parís y conoció Europa, no se acuerda de que sus hijas ya se casaron y el abuelo Augusto ya murió.
- Que tristeza yo ya quisiera haber vivido lo que ella vivió, conocer lo que ella conoció, pero la vida para muchos es aquello que podemos ver a través de la ventana.
- Es una pena que la abuela no recuerde mucho.
De pronto la abuela se levanta y grita.
- ¡¡Yo lo mate!!
- ¿Qué dices abuela? ¿a quién mataste?
- A Augusto mi marido.
- Definitivamente la abuela ya está loca ahora inventa cosas.
- Pero es la verdad, el me traiciono, me iba a dejar con mis tres hijas, tenía que matarlo.
- Abuela no diga esas cosas el abuelo murió de un paro cardíaco.
- Ja ja ja, eso creen todos pero yo lo mate, me basto un mes para verlo morir, antes de que me dejara y a mis niñas.

(….)

De pronto la abuela se sienta y mirando por la ventana dice:
-Me voy ya es hora mi esposo me espera en parís.


Hola a todos esta es mi segundo cuento corto, espero les guste, no soy una escritora profesional pero disfruto mucho escribir, si les gusto los invito a comentar, cualquier sugerencia es bienvenida.

Eliana Castillo
Lectora


0 comentarios: