My Instagram

Reseña una mujer en Berlin por Anonima


Cuando terminé la guerra no tiene rostro de mujer quise buscar mas historias contadas por mujeres acerca de la segunda guerra mundial, considero importante para conocer bien la historia y entender todos los ángulos y perspectivas, este libro me brindo una perspectiva de lo que vivieron los alemanes cuando se terminó la guerra, realmente me cuesta entender como se matan unos a otros por juegos de poder de unos pocos y como los pueblos se dejan manipular de esa manera.


La palabra “rusos” no la pronuncia nadie. No quiere salir de los labios.

Según cuenta la historia las tropas del Ejercito Rojo llegaron a las puertas de Berlín en 1945, a pesar de la resistencia de las tropas alemanas el 16 de abril de ese año las tropas soviéticas empezaron una operación para tomar la ciudad y el 25 de abril la ciudad ya estaba rodeada por las tropas soviéticas y el ejercito polaco.

Los combates fueron entre las calles de Berlín, los soldados soviéticos en grupos de asalto llegaron al centro de la ciudad con tanques y fuego de artillería destruyendo todo a su paso.

Finalmente, el ejército Rojo toma Berlín, recordemos que la Alemania nazi destruyo seiscientos veintiún mil aldeas, algunos cuentan que cada tanque que entro a Berlín tenía pegado el nombre de esas aldeas, como venganza de los cerca de los dos millones de rusos que fueron asesinados por la Alemania Nazi.

Cuando vengan se llevarán todos los comestibles de las casas. No nos darán nada. Han acordado que los alemanes pasemos hambre durante ocho semanas al menos. En Silesia la gente sale ya a los bosques a cavar en busca de raíces. Los niños la palman. Los viejos comen hierba como las bestias.

Pero lo que no se cuenta mucho acerca de esa toma fue lo que hicieron los soldados soviéticos con las mujeres de Berlín y como este libro nos muestra el testimonio de una de ellas.


Una mujer en Berlín es el diario de una mujer alemana escrito entre el 20 de abril y el 22 de junio de 1945, tras su intento de publicarlo en su país y viendo que nadie apoyaba este testimonio y algunos críticos afirmaron “la desvergonzada inmoralidad de la autora” ella decidió que fuera publicado anónimamente y por tal razón apareció primero en una versión inglesa, tras su éxito fue publicado en múltiples idiomas.
Según los cálculos mas fiables, mas de cien mil mujeres fueron violadas en Berlín en las postrimerías de la guerra.

Este libro llego a Alemania en los años 70, gracias a que fue fotocopiado, pero no publicado, los estudiantes del 68 lo leyeron, y las adopto el floreciente movimiento feminista.

Siento que se disipan algunos miedos de mi interior. Pues, al fin y al cabo, incluso los rusos son “solo hombres” a quienes se le pueden abordar con mañas y astucias de mujer; les puede dar largas, distraer, quitártelos de encima.

Una mujer en Berlín esta escrito de forma fría y un tanto calculadora, me sorprendió que no quiere compadecer a su pueblo ni tiende a la autocompasión, el diario indica que quien lo escribió era una periodista y se nota en la prosa que era una mujer bastante educada.



Parece que escribir ese diario era lo único que la mantenía cuerda, los rumores que ella describe acerca de su futuro muestran la angustia por la cual vivía, el miedo a las violaciones y la forma en que ella vivió y actuó en ese periodo de tiempo no debe ser señalado ni juzgado, solo ella sabia como utilizar su mente y su ingenio para sobrevivir.
También me llamo la atención el análisis que hace de los soldados del ejercito Rojo, como intenta entender su forma de pensar para sobrevivir, la cotidianidad con los vecinos y el hambre también es tratada de forma cruda.

Si quieren conocer el otro lado de la guerra les recomiendo una mujer en Berlín ya que es el destino de las mujeres perdedoras en una guerra terrible.


Espero escribir pronto.

Eliana Castillo
Lectora



2 comentarios:

  1. Hola! Me gusta este tema y conocer más de él, también el libro La guerra no tiene rostro de mujer me ha dejado con ganas de saber más... aunque no creo que haya mujeres perdedoras, pues ninguna salió muy bien parada de la guerra. Saludos!! y me lo apunto para leerlo muy pronto, que pena que tantos testimonios hayan sido cayados y desvalorizados, hace pensar en todas las piezas de la historia que nos hemos perdido, ¿no crees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, tienes toda la razón y espero seguir haciendo reseñas de este tipo de literatura por que es una forma de darle visibilidad a los testimonios de aquellas mujeres que vivieron la guerra y que nosotras no conocíamos, un abrazo fuerte y gracias por tu comentario.

      Eliminar