My Instagram

Reseña de el cuento de la criada de Margaret Atwood



Margaret Atwood nació en 1939 y leyó rebelión en la granja cuando tenia 9 años, su gran inspiración fue George Orwell y en 1984 el año en que Orwell pronostico su mas famosa distopia, Margaret Atwood con 44 años empezaría su distopia más escalofriante: el cuento de la criada, donde ella buscaba crear una obra desde el punto de vista de una mujer llamada DeFred una criada quien nos contara que está ocurriendo en ese mundo.

Quien nada desperdicia, nada necesita. Yo no soy un desperdicio. ¿Por qué tengo necesidades?

Parece que Estados Unidos paso por grandes guerras y un golpe de estado acabo con la democracia existente para abrir espacio a una dictadura teocrática que sería una nación gobernada por la palabra de Dios, la población se esta viendo reducida a causa de las guerras y problemas ambientales causados por una guerra nuclear, los cambios de esta sociedad se irán dando lentamente y las más afectadas serán las mujeres.

Cuando la sociedad se dio cuenta que ocurría ya era tarde, las mujeres fueron sometidas y organizadas por una serie de funciones específicas, en el cargo más alto estarían las esposas de los comandantes, después estarían las criadas quienes están encargadas de engendrar hijos para las esposas, también están las Marthas encargadas de los deberes domésticos, las tías quienes le enseñaran a las criadas su papel como dadoras de vida, las econoesposas quienes estarán muy por debajo de la escala social y al final estarán las NO mujeres, quienes serán sacadas a las fronteras de esta nueva nación para limpiar desechos radioactivos.

La republica de Gilead, decía Tía Lydia, no tiene fronteras. Gilead está dentro de ti.

La nueva nación de Gilead no es precisamente un jardín de Rosas y Defred buscara a través de sus pensamientos contarnos como era antes de esta revolución y cómo fue su transición y en estos Flashback ella nos mostrara su soledad, miedos y anhelos y soñara con despertar algún día de esa terrible pesadilla.

Esta obra se me hizo sumamente asfixiante, tuve que pausarla ya que la opresión se me hacia insoportable, no es una obra fácil de digerir, pero esto hizo que creyera que algo así podría ocurrir, la biblia es un medio para subyugar esta sociedad y no solo las mujeres se verán privadas de muchas cosas, la sociedad entera estará censurada tanto mental como físicamente, la información de lo que ocurre en el mundo también estará siendo anulado, los sentimientos y la libertad de amar ya dejaran de ser importantes.

Entonces pienso: Yo solía vestirme así. Eso era libertad.

La prosa de Margaret Atwood me sorprendió ya que los silencios y espacios en que Defred esta sin hacer absolutamente nada no son descritos de forma aburrida, ella tiene la habilidad en hacer de ese silencio un motivo de generarnos claustrofobia lo cual aplaudo ya que nos ponemos en los zapatos de su protagonista.

También me sorprendió como Defred buscará una y otra vez sentirse viva, ese grito desesperado por sentirse amada estará en cada pensamiento, cualquier objeto, cualquier mirada serán motivo de muchos sentimientos y frustración.

Su conclusión me dejo pensativa, estoy tan acostumbrada a finales desgarradores y sin esperanza en este tipo de obras que el final del cuento de la criada me dio una pequeña luz de esperanza que hasta el momento no se interpretar.

Es una obra que debería estar entre los clásicos distópicos de todos los tiempos y que me alegra que hoy en día le demos la importancia que se merece.

Espero escribir pronto.

Eliana Castillo
Lectora.







2 comentarios:

  1. Whoo l verdad no tenía ni idea de los temas que toca el libro, estoy sorprendido.
    Lo quiero leer ya.
    Saludos!

    ResponderEliminar